David Fincher

Un repaso a toda la filmografía del director estadounidense, desde su debut en 1992 hasta su última película estrenada. Para que esto no quede más extenso de lo que ya ha quedado, no pondré datos acerca de su vida y pasaré directamente a mostrar un pequeño resumen de todas sus cintas:

ALIEN 3

Esta vez, se oculta en el lugar más aterrador de todos.

En 1992 se produce su debut cinematográfico, nada menos que con la tercera parte de una de las sagas más exitosas de Ciencia Ficción de la historia. ¿El resultado? Pues bastante discretito. ¿El problema? Un guión que no ofrecía absolutamente nada, que pasó por mil manos distintas (incluidas las de Sigourney Weaver, queriéndose hacer con el control de la peli como un productor más), y que era remodelado casi semanalmente. Añadamos a esto el problema de tener unos productores que ya estaban más preocupados por cómo seguir sacando pelas con el bicho que con aportar algo medianamente original. Tenemos un batiburrillo de ideas inacabadas, pesonajes mal definidos y poco carismáticos, y los peores FX de la saga, a pesar de que el diseño en sí del bicho esté bastante conseguido, se nota a kilómetros que está superpuesto a la imagen.
No es una mala película, ni que decir tiene que está a años luz de las anteriores entregas dirigidas por Scott y Cameron respectivamente, quienes por otra parte habían dejado el listón muy alto. Su propósito nunca fue convertirse en otra obra maestra, pero sí dar una versión nueva con las virtudes "marca de la casa" del director. La primera parte tenía la mano de Scott para mostrar ese terror psicológico sin enseñar apenas al Alien en cuestión, y la segunda, con el manejo perfecto de Cameron para la acción adrenalítica pero elegante. Pero aquí el sello Fincher no se ve más que en algún plano en el aspecto visual (las panorámicas desde la prisión o la vista subjetiva del Alien cazando) y la fotografía, porque ni el supuesto final sorprendente consigue elevar la media del conjunto. Fincher tendría que esperar cinco añitos para demostrar su talento.


SE7EN


Si quieres que la gente te escuche no puedes limitarte a darles una palmadita en el hombro, hay que usar un mazo de hierro. Solo así se consigue una atención absoluta.

Creo que a mediados de los 90 nacieron dos películas que crearon escuela, distintas a lo que se había visto anteriormente, que luego han sido copiadas en su forma y fondo hasta la saciedad. Una es Pulp Fiction, y otra esta. En el año 95 Fincher sorprendió al mundo entero con este thriller convertido en una obra maestra al instante, una película de culto .
Pitt y Freeman encarnan a dos detectives, el novato y el veterano, que se encargan de perseguir a un psicópata que se inspira en los siete pecados capitales para sus crímenes. No era la típica peli con los dos policías de gatillo fácil, transformados en héroes herméticos y que acaban con el malo en una escena de acción a lo grande. Aquí tenemos al poli novato y ambicioso que quiere escalar peldaños en su carrera, contrapunto total de un veterano, cercano a su jubilación, hastiado de esa ciudad, de su carrera, de todo.
En una atmósfera gris, lluviosa, deprimente en definitiva, vamos observando la impotencia de estos dos detectives, incapaces de detener a ese psicópata, tan meticuloso como perturbado, hasta llegar al final que ya todos sabemos, y que sobra decir a estar alturas que es de los mejores que se han visto, acabando de rematar todo ese pesimismo que engloba a la cinta.
Técnicamente es perfecta, ya desde sus títulos de crédito "a lo Fincher", que forman parte de la trama. La fotografía es esencial para mostrar todo lo que se ha dicho antes, absolutamente monocromática y acompañada de una banda sonora estupenda. Los actores, todos en estado de gracia, y con Brad Pitt saltando a la fama. Pero lo que de verdad se lleva la palma es el guión, prácticamente perfecto, sin fisuras, y la mano del director, quien en cada desasosegante y oscuro plano deja su firma, insinuando más que mostrando y creando un personaje, John Doe, que ya ha quedado como uno de los mejores "malos" del cine.


THE GAME

¿Qué se le regala a un hombre que lo tiene todo?

Es un buen thriller, sin más. Original en su forma y con una puesta en escena excelente, no pasa de ser una película tan entretenida como tramposa. Fincher se rodeó de nuevo de un buen reparto, y partió con una premisa prometedora: un millonario, cansado de tenerlo todo, que en su cumpleaños recibe un extraño regalo de su hermano: una invitación a un centro de ocio que cumplirá con creces su objetivo de que el cliente en cuestión viva una aventura inolvidable.
A pesar de sus exageraciones, y su manipulador guión (quien ya ha visto la peli y sabe el final, se habrá dado cuenta de que hay varias cosas cogidas por los pelos) es un buen suspense, mucho mejor en su principio y su nudo que en su desenlace. Un simpático juego psicológico al que hay que evitar comparar con otras cintas del director para saborearla mejor.



EL CLUB DE LA LUCHA

Sentía ganas de meterle una bala en lo ojos a todo aquel que se negara a follar para salvar su especie. Quería abrir las válvulas de descarga rápida de todos los petroleros y llenar de crudo todas esas bonitas playas que yo jamás conocería. Quería respirar humo.

Cuesta comentar algo nuevo de esta película cuando hay tantísimos foros y blogs que han hablado de ella como para escribir diez libros. Creo que es la película donde más se nota que el director estaba a sus anchas: todos y cada uno de los planos llevan el copyright de Fincher a su lado. De nuevo una historia original: un hombre aburrido de su vida, insomne, consumidor compulsivo que busca la felicidad en Ikea y los teletiendas, conoce a otro que le empieza a despojar de todo lo que hoy en día se considera normal, moral, ético, básico... Le invita a evolucionar. Crean El Club de la Lucha. Llegan al uso de la violencia, de lo más primitivo, para poder sentirse alguien, para ser libres y no unos esclavos de su Mastercard. o su televisión La realización personal a base de hostias. Toda una liberación.
Fincher da en el clavo en una peli que es considerada una apología total del anarquismo. En cada frase que sueltan Tyler o el Narrador, como la de ahí arriba, se deduce la autodestrucción por la que pasan los personajes y una aversión total por el mundo en el que vivimos.
Si a esta historia, estos diálogos y estos personajes le añadimos detalles fincherianos como los planos subliminales, una banda sonora realmente buena y una fotografía espléndida, de nuevo tenemos una de esas joyitas de culto que todo el mundo debe tener en su videoteca. Y por sí lo que habíamos visto nos sabe a poco, encima nos mete un final de los que te dejan boquiabierto.


LA HABITACIÓN DEL PÁNICO

La habitación solo tiene una finalidad: evitar que entre alguien.

Hasta los thrillers más corrientes quedan de otra manera cuando son dirigidos por este hombre. Creo que estaría a la altura de The Game, un mero entretenimiento con su firma, que no es poco. Desde los ingeniosos títulos de crédito al ambiente claustrofóbico que se respira. Precisamente en esto último radica el principal acierto de la cinta, Fincher saca todo el partido posible al escenario, y no solo hablo de la habitación del título, sino de toda la casa , lugar donde transcurre la acción, que sirve al director para mostrar todas sus virguerías visuales.
El guión corrió a cargo de David Koepp, un tío capaz de lo mejor ( Atrapado por su pasado) y de lo peor (la última de Indiana Jones), que cuando llevaba escrita una hora de película se le debió acabar la inspiración, porque a partir de ahí se hace cada vez más previsible. De todas formas es una peli que se ve bien, y que tiene varios momentos de tensión muy logrados, amén de un buen reparto.


ZODIAC


Me gusta matar a la gente porque es divertido...

Me imagino que para quien pensara que esto sería el nuevo Seven post-milenio con el que Fincher nos deleitaría, la decepción debió ser bastante grande (culpa de la maldita campaña de promoción que sufrió la peli). Hay que olvidarse de todo lo que ha hecho el director antes, porque esto es casi como un documental, como si estuvieras introducido en una investigación policial en toda regla. Es larga, mucho. Y densa, todavía más. Hay un montón de pistas y personajes, por lo que entiendo que a la gente le cueste engancharse a ella, pero si te engancha no la sueltas. Y es que si hay una palabra para definirla, yo creo que es obsesiva. La obsesión de un dibujante, un periodista y un policía por saber quién es ese psicópata, y lo único que quiere Fincher es contártelo, para que te obsesiones con ellos, para que te frustres en cada pista o sospechoso falso. Personalmente me fascina esta película, a pesar de su cantidad enorme de información y algún bajonazo de ritmo. Es lo que tiene al estar contada de forma tan meticulosa, tan precisa.
El trío protagonista lo borda, sencillamente, en especial me quedo con Robert Downey, un tío del que por fin se está hablando más por su faceta como actor que por sus problemas con las drogas, y el diseño de maquillaje, vestuario, etc te traslada automáticamente a los años 70-80.
Los asesinatos están magistralmente rodados, en especial me quedo con el de la pareja en el lago. Absolutamente brutal. Y la escena de Gyllenhaal en el sótano del amigo del sospechoso me puso los pelos como escarpias. Puro momento de terror en un suspense de aire clásico.
Fincher me dejó claro en está película que vale para todo lo que le pongan por delante.



EL CURIOSO CASO DE BENJAMIN BUTTON

Puedes estar loco como un perro rabioso por cómo fueron las cosas.
Puedes maldecir, insultar al destino, pero cuando llega el final... debes liberarte.


La última peli de Fincher hasta el momento. Una fábula sobre un hombre que envejece de manera distinta al resto de los humanos, y una tan bonita como triste historia de amor.
La tercera colaboración del tándem Fincher-Pitt nos regala una obra maestra (no exagero), que en muchos detalles recuerda a Forrest Gump (siendo esta mejor), por detalles como ir viendo ciertos fragmentos de la historia americana a través de los ojos de su protagonista, el amor imposible durante toda su vida hacia una amiga de la infancia, o ese colibrí que aparece en algún momento y que recuerda mucho a la pluma de la peli de Zemeckis. Es curioso decir que ambas cintas son obra del mismo guionista, y que ambas suponen una revolución en el mundo de los efectos digitales-visuales, cada una en su época. Recordemos las escenas de Forrest con Kennedy o John Lennon, absolutamente logradas, mientras que aquí es digno de mención lo trabajadísimo que está el paso del tiempo sobre el personaje de Benjamin. Creo que puede marcar un antes y un después en ese tipo de aspectos técnicos.
Extraordinaria cada minuto. No sobra ni falta nada en la que quizá se convierta, personalmente, en la peli más redonda de su director, compitiendo con Seven, aunque no tengan absolutamente nada que ver. En el aspecto actoral, Pitt está sencillamente perfecto, y Cate Blanchett se come la pantalla en cada escena que sale, y mención también para la actriz que hace de madre de Benjamin, que se ha ganado una merecida nominación al Óscar.
No diré más, solo que vale la pena tragarse sus casi tres horazas, que no se hacen pesadas en ningún momento.



Y hasta aquí el repaso a la filmografía de uno de los mejores directores de la actualidad, original para la mayoría y un simple esteta para unos pocos, del que hay que ver todas sus pelis obligatoriamente, hasta las menos buenas. Y para más cosas, ahí están los comentarios.

7 Responses
  1. alvaro Says:

    En mayor o menor medida todas sus pelis son buenas,a mí las que más me gustan son El club de la lucha,Seven y Zodiac aunque todo apunta a que Benjamin va a gustarme bastante.
    Para mí es de los mejores directores que hay ahora mismo en Hollywood


  2. Penny Says:

    Buen artículo. Más o menos resumido, pero muy completo.

    No hay duda como bien deciís, que es uno de los mejores directores que hay ahora mismo en Hollywood. De los más prometedores, y que aún tiene mucho camino que recorrer hasta ser reconocido como se merece.

    Un besito!


  3. Ghost Says:

    Fincher es de los puntales del cine moderno, un cine muy vistoso y atractivo pero que no solo es eso.

    Muy gran articulo y aver si " The curious case..." me enamora como creo que lo hara


  4. Vacazul Says:

    Muy buena entrada John! ya tenía ganas de que la publicaras a ver como quedaba, y te ha quedado muy bien, concreta y completa.

    A mi Fincher también me parece uno de los grandes directores del momento, y que aún le queda mucho por demostrar y a nosotros por ver. Sus películas la verdad es que tienen su sello personal e incluso las más flojas no dejan de ser buenas.

    Personalmente me quedo con El club de la lucha (por encima de todo, es que la adoro) y Seven. The Game y La habitación del pánico son como dices, buenas películas aunque no peliculones, pero que en los que demuestra que sabe lo que hace, ambas me sorprendieron gratamente, sobre todo The Game, que la primera vez que la vi no pude separar los ojos de la pantalla ni un segundo. En Alien 3 lo cierto es que no llego a ver la mano de Fincher, pero si que es cierto que el listón estaba ya muy alto con sus dos predecesoras, y si dices que le dieron tantas vueltas peor podía haber salido, es una pelicula que entretiene sin más. En cuanto a Zodiac, es un película que tengo que revisionar, solo la ví en el cine y salí con una extraña sensación, veía a Fincher en la película, pero no al Fincher de Seven ni el Club, si no uno distinto, ese aire de documental que dices yo creo que es lo que más me despegó de la película, lo que mejor recuerdo me dejó sin duda fue la actuación de Robert Downey Jr. para mi una de sus mejores, y la escena del matrimonio en el lago si que se me ha quedado grabada.

    Ya no me enrollo más jejejeje


  5. Hellblazer Says:

    Respecto a lo que ha dicho Penny, yo creo que ya es más que una promesa. Solo le falta algo que no deja de ser secundario, que son los premios, pero creo que desde hace años su sello es inconfundible, está más que consagrado.


  6. Penny Says:

    Sí, y estoy de acuerdo. Está más que consagrado para nosotros, eso es evidente, y para más gente también sí.

    Pero yo más bien me refiero a que le queda mucho camino por delante, y que es una promesa, en el sentido de ser más reconocido por los suyos, los de su gremio, hacerse un gran hueco entre los más grandes...que se diga su nombre y la gente no te tenga que preguntar: 'y ese qué peli ha dirigido que no caigo? no me suena ese nombre...', y hasta que no le dices: 'Se7en o El club de la lucha...'no caen.

    Quién no conoce hoy día el nombre de Spielberg? o Scorsese?. Todo el mundo, nadie te dice: dime una peli que no caigo quiénes son.

    Pues a eso me refiero, me he explicado Hell? xD


  7. Hellblazer Says:

    Alto y claro, Penelope xD

    Y no pasa nada por enrrollarse, para eso están los comentarios, para dar vuestra opinión y que añadáis cualquier cosa que le falte al artículo.